El agente de la DEA, Cole, se traslada a Tijuana en busca de su ex-mujer, periodista, que cree que ha sido secuestrada por un carismático jefe del Cartel que tiene aspiraciones políticas.